Mentantu




Otres veces, atópeste con que ya finó’l día, y el destín faite pasar de fueya, faite esperar. Ye una espera que normalmente acaba con tolo que n’esi momentu rispies, con to aquello colo que suañes, pero el suañu, nun solo el propiu, tamien l’ayenu, fae que seya imposible de realizar.
Mentantu, escuches música, llees, aliendes, sientes lo tienes al rodiu.
Mañana tarán equi, de nuevu, igual que agora, pero yo nun seré el mesmu.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cayome un diente