Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

Vecina nueva

Imagen
La mio vecina suaña arrecostinada na ventana del salón. A la mio vecina llega-y entós l’aruma a sidra escanciao fuera’l chigre d’enfrente mio casa y debaxo la suya.

A la mio vecina presten-y muncho los atapeceres. Nel salón tien cinco cuadros vieyos enmarcaos n’oro y madera prieto nos que’l salitre, la borrina y el sol son protagonístes.

La mio vecina suaña con volver a los atapeceres d’antaño, a les romeries de la llosa, a la pica’l Cuirnu dende onde esfrutaben del golor a ocle que avarara nel sablón de piedres.
Suaña colos atapaceres de pies moyaos d’arena salao, col sabor a mar de los sos besos, con el tautu de la so piel de salitre seco.

La mio vecina espierta, métese pa dientro casa, siéntase nel sofá y prende la tele.

Tornó la Foguera San Xuán a Carrió

Imagen
Y les melodíes esguilaben peles cañuques de los pumares. Y les povises, nun actu de lliberación, acompañáronles baillando coles notes. N’esti intre, les estrelles, que llevaben una bayura d’años encerraes, cobraron vida pa volver a cuntar hestories.

Mentantu, no más fondero’l val.le, acolúmbrense columnes de fumu de otres fogueres de nueche curtía y de los suaños llargos.

La prensa de los sábados

Imagen
Ente les noticies del suplementu cultural semanal de El Comercio y La Voz d'Avilés de güei, José Cezón saca esti reportax tan curiosu d'Algamar


Hecho en Asturias
Algamar Producciones, que se inició en el campo audiovisual, ha editado seis discos en tan sólo dos años y representa a 17 artistas de la región


Las aventuras artísticas más apasionantes surgen, en ocasiones, de la forma más inesperada.

Es el caso de Algamar Producciones, que nació en 2006 como empresa cultural enfocada hacia el mundo audiovisual y que, en sólo dos años, ha editado seis discos y reunido un catálogo de diecisiete grupos y cantantes asturianos de la escena rock, folk, fusión u otras músicas. El padre del invento es el joven Pablo Quiroga Prendes, que vive a caballo entre su concejo de Carreño natal y Gijón.

La producción musical de Algamar arrancó a finales de 2008, con motivo de un documental que conmemoraba las bodas de plata del Grupo de Baile Tradicional San Félix, de Candás. La edición incluía un dis…

En Carrió tamién llueve en xunetu

Imagen
En Carrió llueve, pero nun importa, toi en casa. Préstame sentir les gotes de lluvias picando na ventana la cocina mientres preparo la merienda.

Préstame muncho, nos díes de lluvia, atopar, no más fodero del horru, caxes de recuerdos suyos y mios, semeyes intautes nes que ver l’espeyu onde mirame, y cartes. Cartes con pallabres manuscrites que falen de lo diario d’aquella y de la nuesa.

En Carrió güei de tarde namás falta xente cola qu’echar el tiempu nuna partiduca al risk mientres nel tocadiscos suena esa seleición musical de la esbilla de vinilos vieyos, cassettes de siempre y discos nuevos.

el so destín

Imagen
Y de sópitu, desapaeció
y yá nun taba.
Y de sópitu apaeció la so ausencia
ya la desesperación.

Premiu de l' Academia de la Llingua

Y de verdá que ye un arguyu que l’ Academia la Llingua dé un premiu a un curtiu del que formé parte. Préstame muncho, y tresmíteme eses mesmes sensaciones que me tresmitiera el primer premiu que me dieren, por Aida, nel Festival de Curtios Aula18 va yá pa siete años.

Y ye que, nun ye fácil, nel mundiu audiovisual, tomar el determín de trabayar na nuesa llingua. Si vas trabayar n’asturianu ya sabes lo que te queda, nun poder amosar los tos trabayos y quedate nun círculu a cada vuelta más piquiñin.

Malpenes pués saltar la “censura” acoplando sotítulos n’ otres llingües reconocies y reconocibles pal “gran públicu”.

Pero yo tomé esi camín, y toi contentu. Toi contentu de ser fiel a les mis coses, a mi mesmu, y a esos raigaños culturales.

Préstame muncho, y ye una allegria ente tou esi mar de borrina que tapez l’horizonte.

http://www.asturies.com/node/11162
http://acurti.es/5Kg

Pequeñes deceiciones (5) - El bizcochu

Imagen
Mientres yo-y dába vueltes a los apuntes de Teodoro Cuesta, la mio vecina d'enfrente, la del últimu pisu, esa qu'afata la repisa de la ventana con flores de temporada, entemecía nuna batedora naranxes, farina y un yogurth natural del país.
La mio vecina diose la vuelta y desapaeció pente los armarios baxos de la cocina.

Perdíla de vista. La batedora siguía esperándola, inmóvil, enriba la mesa, al llau del fruteru metálicu.
Al cachu, volvió apaecer, con un paquete de zucre al que-y faltaben trés cuartes partes.

Dempués de midir a güeyu la cantidá esacta, arimó'l paquete a la mesa, púnxo-y la tapa a la batedora y nun tris yá tenía la masa entemecida.
Nun contenta cola testura final, inda coyó una cuyar de madera y revolviólo ente preba y preba.
Non, paez que nun ta contenta. Unos golpes no fondero de la batedora y otra vegada la cuchar igua la masa.

Esta vegada sí. Los deos qu'untara en masa, queden llimpios dempues de pasar por esa boca na qu’asoleya una sorrisa preciosa n’…

Y

Imagen
Y llevantó una muria
pa tapar la lluna
y nun ver los reflexos
espeyaos nos sos güeyos;
y cosió la boca
pa nun sentir la pallabra amor
nos silencios de la soledá;
y tapó los oyíos
pa nun abrigase coles caricies
de los xuxurios qu’ afalagaben;
[...]