Sofitando emociones



Nun se mui bien de qué manera esplicar la sensación d’emoción y allegría que me da ver cómo van desendolcandose dellos proyeutos nos que tuve dalgo que ver.

Refierome por exemplu al estrenu del discu de La Col.lá Propinde, que ye lo que tengo más reciente. Ta nidio que si nun fuere yo quien yos echara un gabitu a la hora de sacar esti tercer trabayu, diben alcontrar abellugu nalgún otru llugar, nun diben tener problemas, pero… sientolu como própiu.

Lo mesmu me pasa con los otros discos. Cola Tarrancha llevaba pelenado 7 añinos pa que sacaren discu, y a la fin sáquenlo y … sáquenlo con Algamar… Y Sambre… Sambre son los mios collacios, y a mi prestame pola vida velos esfrutar enriba los escenarios.

Éstes emociones vienen agora, nestos meses, de la mano de la música [sigo preguntándome cada día por qué me metí yo a esto (aunque selo)], pero nun dexo atrás l’audiovisual. Nun quiero dexar de contar hestories de realidades, hestories de lo cotidiano, hestorias de xente corriente que tien una hestoria propia que paga la pena ser escuchada. Hestories de eses que tenemos tán lloñe teniéndoles a la nuesa vera.

Sientome mui realizau al ver ñacer ya medrar proyeutos propios que faen que la xente s’emocione d’una u otra mena. Proyeutos que consiguen, a través de la vista, del tautu, del olfatu, del oiu, del gustu, llegar a lo más fonderu de la cadarma, xustu a la vera’l corazón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cayome un diente