Fugaos


Ellos, que lluchaben polo suyo, que dicien yera lo nuesu, nun fueron quien a dexanos esfrutar del nuesu amor a la lluz del día. Na más quedaron los chigres d’abellugu y les nueches a escondies


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cayome un diente