Ayenos



Baxó la vista, garró’l guxan de lluz ente les sos manines y siguieron charrando, ayenos a la decadencia que los arrodiaba

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cayome un diente