Los de L'Entregu



Taba escribiendo unes pallabres pa falar del mio collaciu Gonzaga, al que güei dispidimos na plaza la ilesia de L'Entregu, pero nun soi quien a filar les anécdotes y los cuentinos. Nun soi quién a quitar d’estos güeyos moyaos del salitre de tristura la so sorrisa nin les sos mueques. Tampoco nun soi quien a separtar, per unos minutos, los que necesite pa escribir de “los de L’Entregu”, la so voz del silenciu que m’acompanga a estes hores de la nueche escura.

Quería escribir de guiones y lluces, de micros, de rodaxes, de idees, de bodegues y conciertos, de fantasies y recuerdos, de coincidencies, de parques, de escueles, de compañeros, de collacios, de la cuenca, de tendencies, de cómo conquistamos Cabranes con Aida, de zombies, de caleyes… quería escribir de la vida y de los suaños.

Güei, en L’Entregu, lo mesmo qu’ayer, cuasi nel mesmu sitiu (malpenes un par de kilómetros más p’allá, en Sotrondio), quise quedame a sentir la calor de la familia que son los amigos de l’alma. Guei, pente’l fríu que percorría caún de los requexos del mio espinzau, sentilo otra vuelta. Bon viaxe compañeru! Que la tierra te seya leve!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cayome un diente