Emociones


Güei amaneció, a la fin, la Caleya. Y a mi eso emicióname mucho. Sientolo propio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cayome un diente